sábado, 18 de octubre de 2014

Reseña #85 Buscando a Alaska

Título original: Looking for Alaska
Autor: John Green
Editorial: Castillo
ISBN: 9786076210796
Nº de páginas: 248
"Voy en busca de un Gran quizá". Miles se siente fascinado por estas últimas palabras del escritor François Rabelais. Aburrido de su monótona existencia, inicia su propia búsqueda y se muda a Alabama para terminar la preparatoria en el internado Culver Creek. Ahí, su recién descubierta libertad y sus nuevos amigos, Chip, Takumi y Alaska, lo lanzan de lleno a la vida. Tienes experiencias nuevas y cada vez está más interesado en la enigmática e impredecible Alaska. Sin embargo, una inesperada enseñanza le mostrará la cara negra del Gran quizá, mientras reverberan en él otras última palabras que lo llenan de incertidumbre, las de Simón Bolívar: "¿Cómo voy a salir de este laberinto?".
Tras ser victima de John Green con Bajo la misma estrella, quise leer algo más de este maravilloso autor, pues sus historias me atraían, por lo que al toparme con Buscando a Alaska no dudé en leerlo.
Nuestra historia está dividida en dos partes, un Antes y un Después, y el describir acerca de qué es de lo que trata el libro.
Todo comienza con nuestra protagonista y narrador, Miles Halter, un chico con una vida bastante aburrida que nunca ha tenido muchos amigos ni ha vivido plenamente su juventud, pero que tras mudarse de Florida a un internado en Alabama, en donde su padre solía estudiar, su vida da un giro de 180º grados tras hacerse amigo de su compañero de habitación, Coronel, que a su vez lo unirá a su grupo de amigos en donde Miles conocerá a la misterio e intrigante Alaska Young.
"Me besó un momento más, y mi boca se esforzaba para permanecer cerca de la suya. Luego se quitó debajo de mí, colocó su cabeza en mi pecho y se quedó dormida de inmediato.
No tuvimos sexo. Nunca nos desnudamos. Nunca toqué su pecho desnudo y sus manos nunca bajaron más allá de mis caderas. No importaba. Mientras dormía, le susurré:
-Te amo, Alaska Young"
Desde el primer momento que en la vio, Miles quedó fascinado con ella, para él ella era un misterio que tenía que resolver, algo que no lo dejaba dormir, pero a pesar de todo esto, nuestra historia está muy lejos de ser de amor. Son muchos los temas acerca de la vida y la muerte que John Green trata a través del libro, mas no por eso y en ningún momento, se debe comparar con sus otros libros pues la trama y el propósito del autor son sumamente diferentes.
Personalmente, las biografías jamás han llamado mi atención, encontraba irrelevante saber acerca de la vida de otras personas, suficiente tenía con vivir mi vida como para preocuparme acerca de personas que no conocía y que seguramente nunca conocería, por lo que cuando me topé con la obsesión de nuestra protagonista de leer biografías y, más específicamente, de las últimas palabras de las personas, fue cuando mi punto de vista sobre este tipo de lectura cambió, era increíble como Miles analizaba a las personas a través de sus últimas palabras, la importancia que estas tenía sobre las personas, como nuestras vidas se resumían en ellas.
"-Este tipo -dije, de pie en el umbral de la sala-, François Rabelais, era un poeta y sus últimas palabras fueron: "Voy en busca de un Gran quizá". Por eso me voy. No quiero esperar hasta morir para empezar a buscar un Gran quizá."
Una de las cosas que más amo de la lectura, y que para mi hace que un libro cumpla con creces su cometido, es que me enseñe otra forma de ver las cosas, que realmente me haga reflexionar, mirar más de dos veces las cosas, y sin la menor duda, John Green lo logró con Buscando Alaska. 
Como dije anteriormente, son MUCHOS los temas que el autor abarca en todo el libro, hasta el punto de asegurarles que yo podría pasar todo el día hablándoles de cada uno de ellos, haciendo esta reseña larguísima. La narración de John Green es sencilla y rápida, nunca se me hizo pesada, al contrario, las páginas prácticamente se leen solas por lo que, antes de que te des cuenta estarás cerrado el libro con miles de ideas revoloteando en tu cabeza sobre todo lo que leíste.
En conclusión, Busca a Alaska es un libro, en mi perspectiva, diferente al que últimamente estamos acostumbrados, fresco y divertido que incluso podrá llegar hacerte derramar alguna lágrima (a esta servidora no le ocurrió, mas conozco y he escuchado de algunos que si), el cual recomiendo plenamente y que seguramente disfrutarás.
John Green nació en Indianápolis en 1977, y se graduó en Lengua y Literatura Inglesas y Teología en el Kenyon College. Tras iniciar su carrera en el mundo editorial como crítico y editor, ha sido galardonado con el Premio de honor Printz y el Premio Edgar por sus diversas novelas para el público juvenil. Con su última novela ha demostrado su capacidad para emocionar a lectores de todas las edades y se ha convertido en uno de los autores más vendidos del año. Bajo la misma estrella ha sido recibida por la prensa con un aluvión de críticas entusiastas y permanece en lo más alto de las listas de ventas en Estados Unidos desde su publicación.
Con amor siempre.
Jessie

7 comentarios:

  1. Hola!
    Quiero leerlo, los dos libros que leí me encantaron.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Jessie!
    También fue el segundo libro de John que opté por leer, pero aún sigue en mi estantería sin ser abierto, espero pronto remediar eso.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Este también fue el segundo libro de John Green que leí. La verdad es que después de terminarlo me hizo pensar mucho. Sin duda un buen libro.
    Pd: Te invito a pasarte por mi blog ;)
    Saludos^^

    ResponderEliminar
  4. Hola guapísima!!

    Yo lo tengo en la estantería, adoro a John Green *.* Creo que lo leeré muy prontito, espero que me encante tanto como a ti (y conocíendome seguro que lloro jajajaja xD)

    Muchos besitos!! =)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Looking for Alaska es un libro que tengo pendiente desde hace tiempo. Gracias por la reseña ^^
    un beso.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Leí este libro hace poquito, sin saber muy bien qué esperar de él. Lo cierto es que me gustó más de lo que esperaba.

    Besos,

    ResponderEliminar

Eres lo que me motiva a seguir escribiendo, ¡así que no me abandones! :3